Noticias

"No somos un monopolio porque estamos a un clic de la competencia"

Entrevista: Javier Rodríguez Zapatero, Director General de Google España.

(El País, 20/7/2008) A Javier Rodríguez Zapatero le persigue la chanza de su presunto parentesco con el presidente del Gobierno. Tiene la respuesta aprendida: "Soy de Córdoba y él de León, sin parientes comunes". El director general de Google España tiene una larga carrera profesional, que culminó en Yahoo! España. En el portal estuvo desde mayo de 2000 hasta junio de este año, cuando le fichó Google, y desempeñó los máximos cargos. Llega a Google en un momento en el que el buscador domina completamente el mercado español, aunque se enfrenta a críticas por su política de privacidad y las demandas que ha recibido por YouTube, su portal de vídeos online, por colgar contenidos violentos o sujetos a derechos de autor.

Pregunta. De Yahoo a Google, ¿más de lo mismo?

Respuesta. Son culturas muy parecidas. Dos compañías de Silicon Valley, dedicadas a Internet, con dos fundadores de Stanford.

P. Tienen el 97% del mercado español. ¿Google no es a Internet lo que Microsoft ha sido al software, un monopolio encubierto?

R. No veo paralelismo. Es verdad que Google está teniendo éxito. Pero su filosofía es organizar la información y hacerla accesible. Y en Internet no hay monopolio, porque tu competencia está a un clic de distancia, y es el usuario el que decide en cada momento dónde ir a buscar o qué cuenta de correo electrónico usar. Todo es mucho más abierto porque casi todos los productos son gratuitos y eso genera competencia.

P. Google vive de la publicidad. ¿Les afecta la crisis?

R. No estamos notando esa crisis y la razón es que los directores de marketing están empezando a percibir que la publicidad en Internet y, en particular, en el buscador, es más flexible porque pueden cambiar la campaña sobre la marcha; y medible, porque sólo pagan por aquello que se considera una visita o un clic. Según IAB, la publicidad en Internet creció un 54% en 2007 y creo que este año se cumplirá su previsión de crecer un 30%.

P. O sea que para Google, como para el Gobierno, no hay crisis.

R. Están pasando tres cosas que nos hacen ser optimistas: el coste de almacenamiento del gigabyte se divide por dos año a año; los costes de producción de hardware y de software están bajando exponencialmente y, además, cada vez hay más conectividad multisoporte, entre móviles e Internet, por ejemplo. Y eso abre buenas perspectivas para la publicidad interactiva.

P. Todo el mundo habla de las redes sociales y de la web 2.0, pero ¿son rentables?

R. Hace cinco años nadie sabía qué era YouTube o MySpace. Desde el punto de vista de consumo son un éxito y van a seguir creciendo. Se convertirán en un negocio poco a poco, cuando la tecnología para poner en contacto al anunciante con un usuario relevante esté disponible.

P. ¿Cómo ve el culebrón de la compra de Yahoo! por Microsoft?

R. Un Yahoo! independiente haría más bien a la comunidad internauta.

P. Paolo Vasile, consejero delegado de Telecinco, dice que YouTube es como el top manta, porque cuelgan vídeos de sus programas sin pagar un euro. Y les ha demandado.

R. YouTube Ltd no tiene constancia de esa demanda. No voy a entrar en una guerra de calificativos, pero el éxito de YouTube se basa en que es el usuario quien decide el contenido que cuelga y es la comunidad la que lo valora. Google está a favor de preservar los derechos de propiedad intelectual. Y vamos más allá de la legislación en todos los países, para facilitar que los propietarios de esas imágenes puedan quitarlas si así lo desean. Desarrollamos tecnologías muy costosas, como Video ID, que permite identificar imágenes que están sujetas a derechos y retirarlas de forma inmediata. Telecinco no especificó qué imágenes quería retirar.

P. Pero el negocio de YouTube son precisamente esos programas, porque nadie pone publicidad por ver el álbum de fotos de un señor de Arkansas.

R. En efecto, no hacemos negocio con los contenidos personales que un usuario cuelga ni tampoco con los que están sujetos a derechos salvo que el dueño así lo quiera. Tenemos más de mil socios que están entendiendo el modelo que proponemos. Socios como TVE, Antena 3, Efe, Cuatro, por ejemplo.

P. La productora Viacom se queja de lo mismo que Telecinco y un juez de Nueva York le ha dado la razón y ha exigido a YouTube que le facilite copia de los vídeos y hasta el IP de los usuarios que los vieron. ¿No abre un camino peligroso?

R. Si un juez ha dicho que tenemos que facilitar a Viacom la dirección IP de unos usuarios lo haremos. Pero nos aseguraremos de que Viacom trata esa información de manera totalmente confidencial y cumple con la política de privacidad de Google.

P. En YouTube también se cuelgan vídeos violentos. Y hay alguna denuncia por ello.

R. No hay ninguna sentencia en firme aún en España sobre este fenómeno. La propia comunidad que está en YouTube es la responsable de la mayor parte de los vídeos que se retiran. Tardamos de una a 48 horas en retirar un vídeo. Pero no somos una empresa de contenidos. Si retiramos algo es porque alguien lo pide. Con todo, ha bajado muchísimo ese fenómeno, porque los infractores saben que YouTube cumple con la ley.

P. A la gente le preocupa cómo Google usa sus datos, y la manera en que reciben publicidad.

R. Nuestra publicidad funciona porque cuando alguien busca algo está más cerca de la decisión de compra que cuando camina por la calle y ve un cartel. Nunca sabemos quién es la persona que está detrás de esa búsqueda ni se lo comunicamos al anunciante. Son máquinas las que controlan el proceso. Ninguna persona entra a ver los contenidos.

P. La Agencia de Protección de Datos y la UE les miran con lupa.

R. Colaboramos con las autoridades porque sabemos que estamos en el mismo barco. Somos conscientes de la importancia que tiene para el usuario final qué hacemos con sus datos. Pero es fundamental saber cuál es el patrón de búsqueda porque es lo que permite ofrecer a cada uno los mejores resultados. Ahora mantenemos los datos de búsquedas 18 meses. Y vamos siempre más allá de lo que nos pide la ley.

P. Les han concedido el Príncipe de Asturias y no han faltado críticas.

R. El fallo estableció que Google es una revolución cultural para la humanidad por acelerar la evolución del conocimiento, y eso nos llena de orgullo.

P. China es una mancha en Google. Limitar la búsqueda de algunas webs siguiendo las instrucciones del Gobierno chino suena a censura.

R. Cuando tomamos esa decisión sabíamos que tenía connotaciones negativas. Pero creímos que eso era mucho más positivo para la sociedad en China que mantenerla aislada de la cantidad de información que se puede obtener de Google. Cuando hay información a la que no se puede acceder, se le avisa al usuario. Google no censura, cumple con las leyes locales. Y además, creo sinceramente que eso acelera el proceso de democratización. Censura sería negar el acceso a toda esa información.

© 2007-2017 iSolucions Consultores Tecnológicos - tel. 933905975 - 973982995 - Email: info@isolucions.com