Notícies

El Mobile World Congress abre una nueva era de servicios móviles

Operadoras y fabricantes muestran en el salón de BCN teléfonos con funciones para la vida diaria. Las grandes empresas de internet inundan los teminales con vídeo y publicidad geolocalizada.

artículo original (UMTS Forum, 11/2/2008) Móviles que monitorizan el ritmo del corazón, la grasa corporal o hasta el mal aliento, servicios de suscripción para controlar las fechas de la menstruación, la previsión del tiempo, la bolsa o los autobuses; acceso a las páginas personales de redes como Facebook o MySpace; música, filmes y animaciones; servicios asociados a la geolocalización; terminales que sirven como fijos o que superan a los PC en velocidad de conexión. Este es el panorama que operadoras y fabricantes de todo el mundo mostrarán en la feria Mobile World Congress (MWC), el antiguo 3GSM, que se celebra desde hoy y hasta el jueves en el recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona, y que refleja la bonanza de una industria que afronta varias encrucijadas.

Japón viene, como otras veces, a vender un modelo construido de espaldas al exterior pero capaz de desbancar a cualquiera. La gran operadora NTT Docomo, con varios acuerdos tecnológicos con compañías europeas y hasta con Google, hace años que ha hecho del móvil un monedero, un localizador personal o un televisor. Y entre sus planes figura desplegar la cuarta generación de telefonía --a la que los ingenieros europeos dieron el agorero nombre de Long Term Evolution (evolución a largo plazo)-- a finales del 2009.

Nuevas redes

En Europa y EEUU, las operadoras andan aún divididas sobre la conveniencia de desplegar redes más potentes sobre las que ofrecer nuevos servicios y la sospecha sobre si podrán amortizarlas a corto plazo. Se trata de las llamadas HDPA de descarga simétrica (HSUPA) o asimétrica (HSDPA), que dejan en mantillas al actual y no suficientemente desarrollado UMTS.

Por un lado, los consumidores se muestran expectantes ante precios poco competitivos, lo que ha llevado a O2 a rebajar las tarifas de datos para el iPhone en Gran Bretaña para estimular la demanda. En cambio, en EEUU el teléfono que permite acceso completo a internet causa furor. Por otro lado, los organismos reguladores recelosos de que los viejos monopolios no abusen de las ventajas de sus redes no contribuyen al optimismo de las operadoras, que comienzan a ver el futuro en el mantra del negocio de internet: mejor duración que estallido.

Solo así se entiende que una de las estrellas tecnológicas de este congreso sean los femtocells, módulos que permiten a los móviles funcionar usando la cobertura de las conexiones domésticas a internet, y que ahorran bastante en antenas. La otra serán todas las aplicaciones que permite la geolocalización del móvil, desde tráfico a publicidad sobre el entorno, y las ofertas de proveedores audiovisuales como la BBC, la HBO o el festival de Sundance (con Robert Redford como padrino), que rivalizarán con los grandes de la red, como Microsoft, Google o Yahoo, quienes escenificarán su actual guerra accionarial por los anuncios en el ciberespacio. Google también ha de mostrar las bazas de su sistema operativo Android para competir con el Windows Mobile de Microsoft --también con novedades-- o el Symbian de Nokia y Sony Ericsson (que ayer anunció su primer Windows), y sus primeros terminales con HTC.

© 2007-2019 iSolucions Consultors Tecnològics - tel. 933905975 - Email: info@isolucions.com